12 Junio 2018
Pregúntale a tu contenido antes de publicar
Preguntas contenido
Preguntas contenido

Te planteamos algunas preguntas que debes hacerte antes de publicar contenidos, para que aporten valor a tu audiencia. Sí, cuestionar nuestros propios contenidos antes de crearlos y difundirlos es un ejercicio sano para sacar el mayor provecho de ellos, levantar el interés y aumentar tu audiencia, incluso vender. Algunas de estas preguntas son bastante básicas, por ejemplo: ¿de verdad debería publicar este contenido?

Regla numero uno: el contenido debe aportar valor a la audiencia. Esto es informar, entretener, inspirar, emocionar. Porque contenido hay en todas partes, algunas veces se afirma que es el rey de la comunicación, otras se concibe como el ‘relleno’ para poder difundir marca, productos o canales. Sin embargo, si no despierta interés real entre tus usuarios nada de lo anterior sucederá y además habrás malgastado tiempo y recursos en pensar, crear, publicar y optimizar contenido.        

Para qué y para quien 

En una fase inicial en la creación de contenidos está la estrategia. Las primeras preguntas son básicas: cual es el objetivo de este contenido, para qué público y qué aportará a mi audiencia. La primera es más difícil de lo que parece, sobretodo porque actualmente se habla mucho sobre la importancia del marketing de contenidos para crear y difundir marcas, pero el objetivo en todo caso debe ser concreto: aportar valor a una empresa, aumentar visibilidad de una marca, aumentar las ventas, fidelizar clientes, aumentar contactos… En segundo lugar deberías tener identificado tu público idóneo a quien hacer llegar el contenido, desde clientes de una marca hasta profesionales de un sector o público en general con infinitas características e inquietudes. En este momento, pregúntate estos temas concretos sobre tu contenido:   

  • ¿qué objetivo tiene?
  • ¿es creíble? 
  • ¿incluye nuevas ideas que los usuarios valorarán? 
  • ¿es complementario con contenido creado anteriormente? 

Aplica estas fórmulas para que la respuesta sea un ‘sí’ rotundo: habla sobre temas de los que realmente tengas conocimientos y aporta ejemplos reales, realiza una escucha activa y continua de tu audiencia para saber qué le gusta y si realmente espera de ti el contenido que le ofreces, no repitas temas publicados  y realiza una búsqueda de palabras clave para que además tu contenido genere tráfico. 

 

Contenido interior

Elaborar contenido 

No existe la fórmula mágica para la elaboración de un buen contenido. Pero una vez definido el objetivo y el público, cuando llega el momento de crear hay que contar con la creatividad y el rigor. Esto incluye desde la información propiamente de los textos y el media, hasta la forma, la usabilidad y la acción final en plataformas digitales. Son muchas cosas y muy distintas:   

  • ¿el título llama a hacer click y entrar en tu contenido? 
  • ¿el texto es fácil de leer y contiene los requisitos SEO?  
  • ¿el multimedia complementa al texto y está optimizada?
  • ¿está bien identificada la llamada a la acción o CTA?
  • ¿tu competencia hace contenidos similares y exitosos?

Aplica estas fórmulas para que la respuesta sea otra vez un ‘sí’ rotundo: dedica tiempo a buscar las palabras mejor posicionadas para tu título, pero a la vez dale un sentido creativo para que llame la atención y provoque visitas. Escoge las imágenes, vídeos o infografías adecuadas para complementar el texto, no solo para ilustrar gráficamente, y optimiza sus formatos en canales digitales (tamaño y peso, medidas responsivas, plataformas de visualización…). Si el contenido tiene objetivos de venta, debes diseñar un Buyer’s Journey que acompañe a tus usuarios a través de links internos y CTA’s hasta la acción final. ¡Asegúrate que todos los enlaces funcionan correctamente! En cuanto a medir qué dice nuestra competencia del contenido que queremos publicar, realiza una búsqueda de palabras clave que te interese posicionar (por ejemplo con herramientas como BuzzSumo), localiza contenidos y genéralos de mayor calidad. Finalmente, por obvio que parezca, repasa y evita fallos tipográficos o faltas de ortografía. 

No existe la fórmula mágica para la elaboración de un buen contenido. Pero hay que contar con la creatividad y el rigor.

Hora de compartir y optimizar

Es la fase final, pero no la menos importante. No dejes de hacerte preguntas sobre cómo difundir tu contenido: tiempo de publicación, canales, segmentación, reutilización, feedbacks, acciones. Además, la difusión de contenidos va más allá de compartirlos; puedes optimizarlos a posteriori trabajándolos más, actualizándolos, reenviándolos segmentados o, simplemente, publicándolos porque vuelven a ser actualidad. En resumen, no dejes de preguntarte sobre tu contenido incluso después de crearlo: 

  • ¿cuál es el momento más oportuno para publicar?
  • ¿cómo utilizo las redes sociales para difundir el contenido?   
  • ¿creo una newsletter y lista de suscriptores? 
  • ¿debo actualizar el contenido días o meses después?
  • ¿puedo aprovechar y volver a publicar el mismo contenido? 

Te recomendamos ir una vez más a por el ‘sí’. ¿Cómo? En primer lugar debes compartir tu contenido de la web o el blog en los canales sociales adecuados, allí donde interactúen más tus usuarios. En segundo lugar, averigua las franjas de más audiencia en las redes sociales, no dejes escapar las horas de mayor interacción social, y ten en cuenta que no son los mismos días ni horas en cada una de las redes. Es básico un calendario editorial mensual. Plantéate crear una newsletter solo si realmente tendrás contenido suficiente para compartir y de forma habitual (una o dos veces al mes): un exceso de envíos provoca rechazo entre los usuarios, a no ser que ya conozcan y esperen tu contenido.     

¿Quien dijo que crear y difundir contenidos era fácil? Para nada, y menos si forman parte de una estrategia de comunicación. Pregúntate (y a tu contenido) los temas adecuados en cada fase con la ayuda de herramientas adecuadas. En By4 te ayudamos. Déjanos tu contenido en nuestras manos para pensar, crear, publicar y optimizar de forma más adecuada. Y juntos nos haremos la misma pregunta: ¿deberíamos publicar este contenido? 

Tags de este post

Contenido
Diseño
Fotografia
SEO
Suscríbete a nuestra newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter
suscribete a la newsletter de ByFour